viernes, 1 de febrero de 2013

Bragas de crochet de mis amigas

Lo reconozco, soy una embaucadora. Te cuento: desde el año pasado he embarcado a cuatro amigas para que se animen con el crochet. No todas han progresado igual, porque no disponen del mismo tiempo; pero, un par de ellas, como me descuide un poco, me superan. Estas dos bragas que publico hoy son las primeras de una colección que elaboró mi amiga Delia.








Las recomendaciones que les hice a ellas te las hago a ti por si quieres iniciarte. 
* no creas que es grande la dificultad, el crochet es mucho más sencillo de lo que te imaginas.
* comienza por una labor que puedas acabar en una semanita para que no se te haga interminable.
* no lo hagas nunca con una labor de punto complicado, ni que lleve aumento ni disminuciones. Esta de punto malla es la más indicada.
* iníciate con un hilo grueso.
* recomiendo una braga para iniciarse, porque solo necesitas hacer una cadeneta base, unos palotes y soltarte haciendo vueltas y vueltas iguales.
* si cuentas con alguien que sepa hacer crochet, sería interesante que para la primera labor te hiciera la primera vuelta. Es la más "antipática". Una vez que practiques ya podrás iniciarla tú.
* observa que están elaboradas a lo ancho, de modo que tú le puedes dar el largo que prefieras, pegada o no al cuello.
* hazlo con hilo matizado (de varios colores unidos) porque se notan menos los fallos.
* aunque considero importantísimo el número de la aguja, para una braga como las de las fotos para que se quede suave  y flojito el punto, nada amasacotado, te recomiendo una aguja más gruesa que la que indica el ovillo o decla que te quieran vender en la tienda.
* es probable que los errores los cometas al principio o al final de las vueltas, para evitarlos - en el ejemplo de punto de malla de las bragas de las fotos - CUENTA siempre cuantos agujeritos has hecho. Me explico: si empiezas con 20 agujeritos - esto depende del grosor del hilo - cuanta que siempre tienes 20, vuelta a vuelta. De lo contrario, el reborde te quedará lleno de curvas.

¡Anímate, ya comprobarás que obras de arte salen de tus manos!

Iré publicando las  maravillas que han hecho las amigas y en el orden que les he recomendado para ir de menor a mayor dificultad progresivamente, de modo que no se desanimen

1 comentario:

Silvia dijo...

son todas una monada, que calentitas!