lunes, 28 de enero de 2013

Restauración de bandeja rota

Rompí una bandeja con cuencos que me habían regalado sin haberla estrenado.  Sobre la marcha, y para no coger una rabieta, la guardé para no "tropezarme" con ella. Sabía, que tarde o temprano,  algo se me ocurriría. Esta es la solución que encontré para esconder el estropicio.





... y el paso a paso



En esta foto ya había pegado algunos trozos grandes del reborde para tener mayor apoyo para las cáscaras


Los cáscaras ya pintadas de blanco


Las pegué con silicona caliente


... con bastantes pisos para darle volumen.
¿Te gusta?
AQUÍ puedes ver todas las entradas dedicadas al reciclaje y la restauración

6 comentarios:

Nuria Eme dijo...

Eres una artistaza Oli, no se me hubiera ocurrido en la vida hacer algo así. Te ha quedado estupenda, de verdad, me ha gustado mucho.
Por cierto la idea del cojín con las camisas, la pongo en práctica ya.
Besotes mi niña.

El Palacio de Martín dijo...

Que original, te ha quedado preciosa, has resuelto el problema de una manera maravillosa.
Un besazo y feliz semana

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Muy buena idea, Oli.
Espero que no se rompa ninguna bandeja, jejje, pero lo tendré en cuenta.
Un beso.
espero que ya estés más recuperada.

Montse dijo...

Qué bueno !!! Lo que no se te ocurra Oli...

Silvia dijo...

ha quedado perfecta, quebonita!

Oli dijo...

Gracias chicas: con tal de no tirar nada soy capaz de inventarme lo que se sea.

Gracias Irmina, si estoy mejor y cuidando mi espalda disminuyendo, entre otras cosas, mis horas de ordenador.

Un beso grande de OLi