viernes, 16 de septiembre de 2011

Bastidores de marcos

Aunque la idea la he sacado de un blog, prolifera en muchas revistas en los últimos meses. Me gusta, creo que es una buena forma de destacar en una pared esas telas que nos enamoran, ese retal del que no queremos desprendernos, el bordado de un paño que pasó a mejor vida, el trozo del traje que tantos recuerdos nos trae, el catálogo que nos ha hecho tilín... en fín, una forma de hacerle un buen homenaje a las telas que tanto nos gustan.
Se me ocurre que en una habitación juvenil puedes utilizarlos para colgar fragmentos de sus camisetas preferidas cuando ya están deterioradas o les han quedado pequeñas, y, en una decoración moderna y minimalista, telas con gráficos en blanco y negro... todo es cuestión de imaginación!
En cualquier mercería o grandes almacenes puedes encontrar bastidores en diferentes tamaños a magnífico precios. 




5 comentarios:

orquidea59 dijo...

Que original idea Oli, como siempre.
Besos

Conral dijo...

Hola, Oli, he pasado a visitarte por fin y llevo un buen rato disfrutando con todo lo que haces. Tus pinturas en seda son preciosas.
Lo de los bastidores es una idea genial. Creo que la voy a tomar para poner uno en la habitación de mi hija y que en él cuelgue sus pendientes.
Un abrazo
Conchi

tijerasycuchara dijo...

Realmente tienes unos trabajos chulísimos
te felicito
saludos
Josefina
tijerasycuchara.wordpress.com

Susana Patricia Vera Cea dijo...

Genial los caminos a crochet me gustaría saber como hacerlos gracias

Oli dijo...

Gracias a todos por la visita.

Susana: no sé exactamente a qué camino te refieres. ¿Puedes aclararme algo tu pregunta? Con mucho gusto te responderé? Saludos de Oli