jueves, 26 de agosto de 2010

ESPIGAS Y RAMAS


Debido a la enorme altura de los techos, el espacio entre la parte superior de la ventana del dormitorio del Acebuche se veía algo vacía, solucionamos el problema con un ramo realizado con ramas recogidas en la finca, unas florecillas de color naranja secas, unas espigas y ocultando el nudo de unión un lazo de la tela  utilizada en las cortinas.


Nuestra amiga Esther, la creadora de Liquen, nos regaló hace años un estuche donde venía un plato, cuya compradora no quería. Pronto le dimos utilidad, espigas en la abertura por donde entraba el plato y una bonita lámina, aprovechada de una revista francesa de decoración. Así quedó este adorno de cocina.


En el pesebre del Olivo colocamos una lámina muy bonita de una madre con sus hijos. El marco antiguo era de herencia pero no teníamos paspartús, así que de nuevo a dar rienda suelta a la creatividad, una de las telas utilizadas en la decoración del Olivo se convirtió en un alegre paspartús.